Después de un largo periodo de silencio os explicamos el motivo del mismo.

A principios de diciembre, la segunda generación de la empresa nos dijo adios. Javier Egaña se nos fue.

Os queríamos desear una felices navidades y un próspero año nuevo pero estábamos en pleno duelo.

Desde estas líneas queremos agradecer a la familia, amigos así como a los pasteleros, panaderos y conocidos sus condolencias.

Muchas gracias, de todo corazón.

Aitziber y Jimmy.

Daude, egon gabe.
Ziren, hemen zeudenean;
dira, oroimenean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.